UN BUEN AÑO, DOS PREMIOS CIENTÍFICOS Y UN VIAJE A CHICAGO!!!

Published on December 13th, 2013

Estamos muy contentos por nuestra compañera y amiga Lídia Mateo, que fue la ganadora del premio a la mejor exposición de proyecto científico a la segunda edición del Simpòsium del Departameto de Ciencias Experimentales y de la Salud (DCEXS) de la Universitat Pompeu Fabra el pasado 26 de noviembre.

Lídia Mateo, Estudiante de Master en Bioinformàtica de la Universitat Pompeu Fabra e investigadora a González Lab en el Instituto de Biología Evolutiva de Barcelona

Lídia Mateo, Estudiante de Master en Bioinformàtica de la Universitat Pompeu Fabra e investigadora a González Lab en el Instituto de Biología Evolutiva de Barcelona

Pero este no fue el primer premio de Lídia, de hecho su esfuerzo ha sido reconocido más de una vez, y queremos aprovechar la ocasión para compartir con vosotros la conversación que tuvimos con Lídia hace un par de meses. Nos explicó como principios de este año ganó una de las 10 becas otorgadas a los mejores proyectos de estudiantes de todo el mundo, para ir al congreso de Biología Molecular y Evolución de Chicago. Una vez allá, también le concedieron el premio al mejor proyecto de grado.

En esta entrevista Lídia nos explicó lo que significa para ella haber recibido este premio reconocido mundialmente y las oportunidades que le ofrece al ámbito profesional. También nos  habla de cómo ha alucinado con todo el montaje americano que se encontró en Chicago.

A comienzos de la cena de gala del congreso me dieron el premio al mejor proyecto de investigación de grado

Cual fue la primera impresión que tuviste al llegar al congreso?

Entre que es América y que en el congreso participaban unas 1.500 personas, la primera impresión fue… “Guau! Que grande todo y cuánta gente involucrada!”. Tuve la sensación que para los científicos era como un punto de encuentro, porque coincidía gente que se conocía y que hacía tiempo que no se veía. También a nivel profesional te encontrabas con gente muy importante que explicaba los estudios que están llevando a cabo.

Realmente fue impactante.

“Era cómo si vas al barça y puedes jugar con Messi, alucinas un poco”

Como era el día a día en el congreso de Chicago?

Era bastante atareado. El congreso estaba organizado de una manera muy compacta. Duró 5 días que empezaban a las 8.30 de la mañana hasta las 10 de la noche con pausas para comer y “coffee breaks”. había 6 sesiones paralelas por la mañana y 6 más por la tarde.

Fue bien que fuéramos unos días antes para poder aclimatarnos después del jet lag y también aprovechamos para visitar un poco la ciudad.

Por la noche, salíamos a tomar algo con un grupo que hicimos unos cuántos catalanes que veníamos de diferentes lugares del mundo.

Una de las seis sesiones paralelas del congreso

Una de las seis sesiones paralelas del congreso

¿Qué actividades hacías en el congreso?

Una de las tareas que tenía era elegir a cuál de las 6 sesiones paralelas quería ir cada día, había tantas que era difícil escoger, y luego escuchar y está atenta para aprender al máximo.

Diploma que ganó Lídia por el mejor proyecto de investigación como estudiante de grado.

Mi participación más directa fue una tarde que presenté un póster durante unas 3 horitas. En esta presentación estuve explicando mi trabajo y respondiendo preguntas que me hacían los otros participantes del congreso.

¿Cómo fue la relación con otros investigadores?

Con la gente que está en una situación similar a la tuya, por ejemplo, otros estudiantes de doctorado, había una relación muy de tú a tú.

En cambio, con otros investigadores de más prestigio, era como si vas al barça y ves al Messi, alucinas un poco, entonces no hay una relación tan cercana, pero igualmente te atreves a saludarlos y a darte a conocer. En los coffee breaks se formaban unas importantes colas para ir a hablar con ellos, estaban realmente muy solicitados.

¿Cómo describirías a los científicos que había en el congreso?

En el cocktail de bienvenida, se podía encontrar investigadores de todas partes del mundo.

La verdad es que esperaba encontrarme a gente muy “friki” o gente muy bien vestida y profesional. Lo que me encontré fue a gente normal, gente como la que te encuentras cada día por la calle. Estaba preocupada por qué indumentaria llevar, por cómo comportarme, si debía ser más “polite”. Pero cuando estuve allí vi que todo el mundo se comportaba de una manera muy natural, y que simplemente tenían una cosa en común que se dedicaban a la ciencia, no tenían ningún estereotipo fijado.

¿Cómo investigadora y cómo persona que de llevas de esta experiencia en Chicago?

Con la mí jefe la Dra. Josefa González (a mi derecha) y nuestra nueva compañera en González Lab, Maite Barrón (a mi izquierda) después de la cena del congreso.

Como investigadora me fue muy bien ir antes de haber comenzado el doctorado, en una fase en que aún estás madurando. Yo tenía la idea de hacer bioinformática y allí me di cuenta de que son mucho más interesantes los trabajos que combinan la bioinformática con el trabajo experimental, los trabajos hechos sólo a partir de la bioinformática eran más aburridos, perdían interés para mí. Allí vi que el perfil mixto es lo que me gustaría más tener. Me gustaría trabajar con diferentes puntos de vista.

A nivel personal fue una recompensa al trabajo que llevaba haciendo en los últimos dos años. Sólo el hecho de ir allí ya es un reconocimiento y luego ir allí y ganar un premio entre los 9 finalistas al mejor póster ¡ya fue demasiado! Volví con mucha satisfacción por este reconocimiento y porque pude estar en un país que no había ido nunca.

¿Repetirías la experiencia?

¡Sí! Por desgracia, la limitación más grande es la económica, pero animo a cualquier persona que intente conseguir becas, aunque parezca muy difícil de obtener-las, porque es la única manera de conseguir cosas como la que me ha pasado a mí. Que todo el mundo se atreva al menos a intentarlo y que por muy negro que parezca todo ahora se debe luchar, porque siempre hay oportunidades, y se tiene que disfrutar con lo que haces.

Enlaces relacionados:

La Lidia se va a Chicago!

Lídia Mateo es investigadora en González Lab, conoce su lab y al resto del equipo.

En González Lab también colaboran…

Entrevista: Marta Garcia Vilanova
Fotos: Lídia Mateo
Edición: Roberto Torres